AMG GT en Ureta Motor

29.04.2015

 
"Basta de palabras. Ya va siendo hora de conducirlo" reza el eslogan de Mercedes-Benz.
El pasado miércoles 29 de abril de 2015 pudimos probar la potencia del AMG GT durante unas horas.
Las excelentes prestaciones de un deportivo se basan en una distribución ideal
del peso. El concepto Transaxle está predestinado para este tipo de automóviles.
El motor delantero central está unido con el cambio de doble embrague
junto al eje trasero por medio de un árbol de transmisión de fibra de carbono,
extremadamente ligero y rígido a la torsión. La propulsión corre a cargo de una
mecánica de altas prestaciones desarrollada específicamente. El nuevo motor
AMG V8 biturbo de 4,0 litros se monta en posición muy baja en el Spaceframe
de aluminio y trabaja con engrase por cárter seco. De ese modo disminuye la
altura del centro de gravedad y se garantiza una alimentación fiable de aceite,
incluso bajo una aceleración transversal extrema. Otra medida que ha permitido
aumentar las cifras de potencia y par del nuevo V8 es la disposición de los
dos turbocompresores en el interior del bloque motor en V. Con ello se optimiza
la conducción de aire fresco y se crean condiciones ideales para la alimentación
del turbocompresor con aire. El resultado: una respuesta ideal del motor.
Las camisas de los cilindros están dotadas de un revestimiento NANOSLIDE®,
una tecnología desarrollada por Daimler para asegurar la máxima durabilidad
y reducir las pérdidas por fricción. El cambio deportivo de siete velocidades
SPEEDSHIFT DCT AMG convierte la fuerza en aceleración. De forma precisa,
increíblemente rápida e inolvidable.